Inicio ourense El alcalde de Ourense comparece bajo un termómetro que marca 50 grados...

El alcalde de Ourense comparece bajo un termómetro que marca 50 grados y pedirá ayudas para duplicar los árboles

OURENSE, 12 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha comparecido ante los medios de comunicación bajo el termómetro de lo que ha llamado “la Zona Cero de Ourense”, mostrando 50 grados de temperatura, para manifestar que pedirá “a la Xunta de Galicia, al Estado Español y a Europa” ayudas para duplicar el número de árboles del ayuntamiento con el fin de paliar los efectos del calor.

“Somos una de las ciudades más castigadas de España por este cambio climático”, ha dicho el regidor municipal ensalzando que en el día de hoy Ourense “ha batido el récord con 43,2 grados centígrados” y avanzando que no sabe “si mañana se superará la temperatura”, pero para evitar que siga en aumento ha esgrimido que solicitará “a la Xunta de Galicia, al Estado Español y a Europa todas las vías de financiación posibles para duplicar el número de árboles”.

“Sería una medida que se adoptaría hoy y tendría sus frutos en el futuro, pero la responsabilidad de los dirigentes es pensar también en los que vienen detrás”, ha aseverado.

El objetivo ha sostenido que es duplicar “la masa arbórea” de la ciudad, que actualmente cuenta con unos 10.000 árboles en todo el término municipal, “4.000 en las calles y 6.000 en las zonas verdes”, pasando así a 20.000.

“Es una medida de la que veremos los frutos seguramente en siete u ocho años, no mitigará la próxima ola de calor del 2023, pero si ayudará a las del 2030 o a las de 2032”, ha sostenido Pérez Jacome manifestando que es “una medida pensada para los que quieren seguir viviendo en Ourense toda su vida”.

Así ha dicho que “hay una diferencia enorme” entre calles sin árboles y calles con árboles y que todas aquellas que incrementen su zona verde perderán plazas de aparcamiento, porque “cada dos o tres plazas habrá que dejar un hueco” para un árbol que “tiene que ser frondoso , con un tronco curioso y un follaje importante para que absorba la radiación y proyecte sombra y refresque”.

De este modo, ha anunciado que la la medida se añadiría a otras que está llevando a cabo el Ayuntamiento, como la humanización o la peatonalización de ciertas zonas lo que ha advertido que llevará consigo la eliminación de 400 de las 900 plazas de estacionamiento de zona hora, para eliminar el denominado “tráfico de agitación, la búsqueda de aparcamiento”.

“Al no poner fácil aparcar en el centro la gente también empleará los nuevos autobuses que llegarán en invierno y eso también va paliar la situación, porque va a haber menos contaminación”, ha celebrado el regidor municipal, insistiendo en que “hay una gran cantidad de calles que piden a gritos” los árboles.

Entre los ejemplos, las orillas del río Miño donde según ha manifestado, “los técnicos han advertido de la desaparición de algunos árboles por las crecidas del caudal”, por lo que es “un punto clave que tendremos que hacer”.

QUEJAS DEL PSOE

Por su parte, el PSOE municipal ha empleado sus redes sociales para censurar lo que consideran “una temeridad del alcalde” al convocar una rueda de prensa en el centro de Ourense “en plena hora punta y en medio de una ola de calor”.

“Es muy grave que el alcalde juegue con la salud de las personas ignorando las recomendaciones del Sergas y de la Protección Civil”, han reprochado los socialistas.

PETICIÓN DE CC.OO.

Por otra parte, Comisiones Obreras ha denunciado la situación de “estrés térmico” que viven los trabajadores del ayuntamiento.

En un comunicado, aseguran que los administrativos se encuentran en oficinas y zonas comunes donde la temperatura oscila entre los 30 y los 35 grados, una situación contraria a la que recomienda el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo que recomienda, para los puestos de oficina, que la temperatura no baje de 17 grados y no supere los 27.

El sindicato manifiesta que ya durante el mes de mayo puso en conocimiento del gobierno la “situación crítica” en la que se encuentran los departamentos, “sin climatización y con falta de mantenimiento” y además recuerda que el ayuntamiento “incumple una vez más la Ley de Prevención de Riesgos Laborales dado que no convoca al Comité de Seguridad y Salud desde hace más de 6 meses”.

Por todo ello, y “ante la nula postura de la administración”, solicitan el horario reducido hasta que “se instalen mecanismos de refrigeración y arreglen los estropeados”, pidiendo jornada laboral de 08.00 a 11.00 horas.


- Te recomendamos -