Inicio ourense El PP de Ourense atribuye a la llegada de Manuel Cabezas al...

El PP de Ourense atribuye a la llegada de Manuel Cabezas al grupo el “motivo de la salida” del gobierno de Jácome

OURENSE, 26 (EUROPA PRESS)

El PP de Ourense atribuye a la llegada de Manuel Cabezas al grupo el “motivo de la salida” del gobierno dirigido por Gonzalo Pérez Jácome, que este martes rompió el pacto de gobierno municipal entre su formación, Democracia Ourensana, y los populares. El gobierno se queda de nuevo con los cuatro concejales de la formación que lidera el alcalde.

En la mañana de este martes, Jácome firmó el decreto por el que pasa a encargarse de las competencias que poseían los ediles del PP, justificando su decisión en los indicios de ruptura y en la “incertidumbre” de cuando pasaría.

Todo ello después de haber convocado al PP a una reunión para conocer qué había de cierto en las informaciones sobre la intención de la formación de abandonar el grupo de gobierno y que los dos ediles llamados a comparecer, la portavoz de la formación municipal, Flora Moure y el secretario local del partido, Jorge Pumar, no asistiesen.

Sin embargo, tras el anuncio del regidor municipal, los populares han considerado que la llegada de Cabezas a la junta local del partido ha provocado la salida del grupo del gobierno municipal. A pesar de que Jácome ha hecho público el anuncio del cese de los siete ediles populares sostienen que “apoyados por el liderazgo de Manuel Cabezas esta salida es una nueva etapa, un ciclo en positivo”.

Dicen que la edil de Hacienda, Ana Morenza, iba a trasladar en la mañana de este martes al regidor la “llamada a la reflexión colectiva”, que proponía el nuevo presidente de la junta local de su partido, sobre “la idoneidad o no de sostener un gobierno de coalición en el grupo municipal”. Asó, los populares señalaron que no pueden desarrollar su labor al 100%, sin embargo no fue posible al no ser recibida, porque Pérez Jácome consideró que era una “interlocutora no válida”.

“Hemos mantenido este pacto por el interés, por no paralizar el Ayuntamiento de Ourense, por el interés en invertir los recursos posibles en beneficios de los vecinos. Siendo en muchos casos incomprendidos y con un importante desgaste personal”, dicen los populares que achacan el cese a que “el alcalde, con toda seguridad, no quería oír lo que la viceportavoz del grupo iba a trasladar”.

“DIFÍCIL DE GOBERNAR”

Por ello ahora afean que “era muy difícil gobernar” en coalición con “quien falta el respeto de forma constante” y con quien “no están de acuerdo en su forma de hacer política incluyendo agresiones verbales”, “líneas rojas” que aseguran que el alcalde “rompió” en numerosas ocasiones.

Así las cosas, prometen poner “toda su energía en elaborar un proyecto de ciudad que encare el futuro del progreso que Ourense merece y que hoy tristemente no tiene”.

REACCIONES OPOSICIÓN

Tras conocerse la noticia del cese, se han sucedido las reacciones. Los primeros han sido los representantes del Bloque Nacionalista Galego que exigen que “PP y DO dejen de jugar con el Ayuntamiento”.

Los nacionalistas han pedido “respeto a los vecinos” y han lamentado el “continuo despropósito” de los “socios de gobierno centrados en réditos electorales y cuestiones partidistas”, porque consideran que lo sucedido este martes es “una nueva muestra” de que “ni a unos ni otros les interesa Ourense absolutamente nada”.

“Queda demostrado una vez más que el pacto firmado era para satisfacer apetitos personales y sobre todo para garantizar a Baltar el control de la Diputación Provincial”, esgrimen.

De este modo, han criticado que el “único interés” del PP es “mantener la Diputación”, aunque “para eso haya que hundir en el caos y en la parálisis” el principal ayuntamiento de la provincia. En esta misma línea, han acusado a Pérez Jacome de tener como “único interés, al frente de la alcaldía, crecer económicamente”.

Valoración similar la que hace la ejecutiva municipal del Partido Socialista de Ourense que exige que la ciudad “deje de ser el juguete roto” de ambas formaciones criticando “siete años de parálisis irresponsabilidad política, intereses partidistas y vergüenza”. Presentándose como la “alternativa necesaria e imprescindible para defender los intereses de los vecinos”.

Por su parte, desde Coalición de Centro Democrático, en la que se encuentran tres de los concejales no adscritos del Ayuntamiento de Ourense, afiliados con anterioridad a Democracia Ourensana, esgrimen que votarían a favor de la que fue la lista más votada en las anteriores elecciones “en un supuesto pleno de investidura”.

Así, CDC asegura que es “imprescindible” que Partido Popular y Partido Socialista lleguen a un acuerdo para “presentar una moción de censura” a Gonzalo Pérez Jácome ya que, tras lo sucedido, “desaparecen los únicos votos coherentes de la Junta de Gobierno Local” y “la dejan exclusivamente en manos del regidor municipal y de su ejército de estómagos agradecidos: asesores, cargos de libre designación y concejales teledirigidos”.

“Seríamos todos unos irresponsables si mantenemos un día más la estupidez y maldad política de Gonzalo Pérez Jácome”, finalizan los excompañeros del regidor municipal.


- Te recomendamos -