Inicio Destacado ¡No queremos maltrato animal en la cabalgata, ayúdanos a pararlo!: la denuncia...

¡No queremos maltrato animal en la cabalgata, ayúdanos a pararlo!: la denuncia de los vecinos de Ourense que ha llegado a change.org

Más de medio millar de firmas confirman el malestar orensano con la medida del consistorio

Cada vez es más inusual ver la utilización de animales en las cabalgatas de Reyes. Un cambio de tendencia que aboga por el respeto animal y la supresión de camellos, dromedarios y demás animales utilizados en este acto navideño, que ha llegado también a Ourense.

Pese a que muchas ciudades gallegas se han decidido a cambiar este tipo de cabalgatas, por otras sin animales, el Ayuntamiento de Ourense no ha dado su brazo a torcer y ha provocado la indignación de ciudadanos y asociaciones gallegas como AGA (Activistas Galegas Antiespecistas), que han decidido recoger firmas a través de la página Change.org, para evitar este maltrato.

Una publicación que ya cuenta con más de medio millar de firmas y que tiene como fin evitar esta actuación, que desde el colectivo se cree desproporcionada y poco ética:

“El Concello de Ourense un año más ha decidido volver a usar animales como reclamo y espectáculo navideño. El ayuntamiento ha contratado con la empresa EVECAN, el servicio que traerá renos para desfilar con Papá Noel y dromedarios en la cabalgata de Reyes.

Los animales, criados en cautividad son exhibidos y obligados a desfilar. Estos espectáculos no aportan ningún valor educativo a la infancia, público mayoritario de estos espectáculos. No enseñan nada sobre su comportamiento natural y además ofrecen una visión de la realidad distorsionada.

Son muchos los animales que han muerto y han sufrido agresiones en eventos similares en navidades anteriores en otras ciudades y pueblos. No permitas que esto siga ocurriendo. Hay muchas otras opciones de ocio en familia sin maltrato animal. ¡Ayúdanos a pararlo!

Desde la perspectiva veterinaria, la realidad de la salud y el bienestar de los animales utilizados en espectáculos: «La utilización de animales, sean del tipo que sean, en actividades lúdico-festivas e incluso deportivas, que sirven de entretenimiento al ser humano, debe desaparecer, por el enorme padecimiento que este tipo de actividades suponen para ellos. La ciencia veterinaria ya ha reconocido su capacidad de sentir y de discernir entre emociones positivas y negativas, entre lo que les produce placer y lo que les provoca sufrimiento.»  José Enrique Zaldívar, veterinario clínico, fundador y presidente de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA)

Según AVATMA, cualquier alteración que saque a un animal de su medio natural le producirá miedo y ansiedad, lo que llevará a su organismo a manifestar una serie de respuestas neurofisiológicas perfectamente estudiadas. El miedo es un poderoso causante de estrés.

A pesar de que  los dromedarios y renos pueden considerarse  especies domésticas, ninguno de esos individuos está adaptado a las condiciones antinaturales que les suponen desfilar y estar expuestos a golpes y caídas sobre el asfalto y a andar entre el gentío, la música, los gritos, las luces artificiales, los destellos de los flashes e incluso algún eventual elemento de pirotecnia. Una actividad de este tipo implica someter, a unos animales asustados, a un considerable estrés.

Los dromedarios y renos que van a emplear, provienen de una empresa que se dedica a mantener en cautividad y explotar animales: safaris, paseos en dromedarios, fotos con renos,.. . Estos animales serán transportados durante largas distancias en remolques de camiones. Por tanto, el stress o sufrimiento al que se verán sometidos no se limita únicamente al momento del desfile, sino que debe ser considerado desde su origen: su introducción en los vehículos, su traslado, y finalmente el tiempo que transcurren recorriendo el duro asfalto de la ciudad entre el estruendo y el bullicio de la gente.

Pese a no existir, aparentemente, violencia física en estos “espectáculos”, les producirán un maltrato emocional, que provoca daños y angustia injustificada. El escenario en que se desarrollan estas actividades con animales resulta incompatible con la preservación del bienestar de los mismos.

Por eso os pedimos que firméis esta solicitud para que el Concello de Ourense cancele el uso de dromedarios y renos en unas fiestas que deberían ser de paz y amor hacia todos los seres.

 Si conseguimos todas las firmas necesarias las presentaremos por registro en el ayuntamiento para que el alcalde escuche el rechazo de la población a la explotación y maltrato animal.

Porque otras navidades son posibles sin dañar a nadie”.


- Te recomendamos -