Inicio ourense El pleno de Ourense tumba una moción del alcalde para apoyar el...

El pleno de Ourense tumba una moción del alcalde para apoyar el nuevo PGOM, que solo recaba un voto de la oposición

Jácome aprovecha la sesión para cargar contra los exalcaldes Manuel Cabezas y Francisco Rodríguez, candidatos de PP y PSOE

OURENSE, 21 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, no ha conseguido que la oposición acepte la moción en la que solicitaba el apoyo expreso para el nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), una revisión y adaptación del actual, en vigor desde 1986, presentada por el equipo redactor en el mes de julio de este mismo año.

El regidor ha defendido la iniciativa –no vinculante– en una sesión extraordinaria que incluía en su orden del día este único punto, que solo ha obtenido la aprobación del concejal no adscrito, Laureano Bermejo, además de los cuatro votos de Democracia Ourensana. PP, PSOE y BNG han votado en contra, mientras que Ciudadanos se ha abstenido.

Pérez Jácome ha comenzado su intervención con un repaso a la historia del Plan de Ordenación Municipal. “Es un proyecto con mucha historia que comenzó a intoxicarse por uno de los candidatos que ahora se presenta a las elecciones, el candidato del Partido Popular, el señor Manuel Cabezas”, dijo Jácome, tras lo que ha añadido que “lo más deplorable que se puede hacer” es “intentar dar el cambiazo de unos planos cuando ya se habían llevado a exposición pública”.

Así, ha señalado primero al candidato del PP para a continuación señalar al del PSOE, el también exregidor Francisco Rodríguez, de quien ha dicho que cogió el plan realizado por Cabezas e “hizo dos acciones impresionantes, unas pequeñas modificaciones pero manteniendo el corazón del diseño de Cabezas con temas escandalosos”.

De este modo, Jácome ha apuntado a las torres al lado del Miño y ha criticado que “destrozarían el ‘skyline’ de Ourense”. Además, ha censurado que, horas antes de que caducase la licencia de la finca de la Diputación en la que se construirían las torres, Rodríguez “concedió una licencia exprés para que tuviesen derechos”, unos “pelotazos”.

Pero, como han pasado años sin que se haya hecho nada en esa obra, “la licencia está anulada y no habrá que compensar a la empresa, Copasa, con millones de euros”. Aunque ha destacado que el plan “era un robo a toda la ciudad de Ourense perpetrado por Cabezas y Paco Rodríguez, tanto monta, monta tanto, es lo mismo uno que el otro. Los dos daban grandes derechos a las empresas especuladoras”, ha sentenciado el regidor.

“UN MONSTRUO DE TRES CABEZAS”

Aunque “el plan era un monstruo de tres cabezas”, ha añadido, para agregar a la lista al exalcalde popular Jesús Vázquez Abad, “que le metió un tercer cambio con las modificaciones de Cudeiro”.

Y ha recordado el líder de Democracia Ourensana que con esta trayectoria “el plan tuvo un mal diseño”, pero que con sus modificaciones “podría valer más un plan enmendado que empezar de cero”. Por eso, ha pedido el apoyo expreso del pleno, para “no perder el tiempo en trabajos burocráticos que vayan adelante”.

A pesar de que gran parte de la sesión ha sido una crítica al proyecto de las torres junto al Miño, Jácome no ha olvidado una de sus promesas electorales y ha destacado entre sus modificaciones la posibilidad de “hacer una estructura que tuviese un gran tirón económico, con muchas alturas, el famoso rascacielos” que “no destrozaría el ‘skyline’ y podría ser interesante económicamente”.

MOCIÓN NO VINCULANTE

Con todo, la moción no era vinculante y ha sido algo que los portavoces de la oposición se han encargado de recordarle al regidor a lo largo de sus intervenciones, así como de afearle que a pocos meses de las elecciones intentase “culparlos” de no tener tramitado este documento.

Todos los grupos le han recordado que ya existía otro acuerdo respaldado por la Corporación con el que se instaba al propio regidor a convocar la comisión de seguimiento del PGOM, para analizar las alegaciones planteadas, actualizarlo y seguir avanzando en la tramitación. Una reunión que no se ha producido.

“UN MITIN DE PRECAMPAÑA”

“Nosotros veníamos a un pleno a debatir sobre el Plan de Urbanismo y nos hemos encontrado un mitin de precampaña, pero no nos sorprende”, ha afirmado el portavoz de los nacionalistas, Luís Seara, que le ha recriminado que termina el mandato “sin haber hecho los deberes”, que “el plan le importa menos que nada” y que “solo lleva la moción para no quedar en evidencia una vez más”.

El portavoz de Ciudadanos, José Araújo, ha limitado su intervención a criticar la falta de consenso, una censura que también ha lanzado hacia el Partido Popular porque “en el mandato no hubo interés especiales” en aprobar el plan.

Por su parte, desde el Partido Popular han sido tajantes. “Como hombre orquesta que es, nos trae aquí un nuevo espectáculo para entretenernos durante una hora”, ha esgrimido la exedila de Urbanismo Sonia Ogando, ensalzando que los plenos extraordinarios “son para tomar acuerdos de relevancia para la ciudad y este no es más que una pantomima, un paripé innecesario”.

“Nadie entiende que estemos aquí en este pleno surrealista con esta apocada y triste moción”, ha lamentado zanjando que “el único responsable del retraso del plan es el propio alcalde”, que “ahora quiere hacerse la víctima”.

“FALTA DE DIÁLOGO Y CONSENSO”

Las mismas críticas han sido vertidas por el Partido Socialista. La nueva portavoz, Natalia González, ha advertido de la “falta de diálogo y consenso político”, unos ingredientes “necesarios para la aprobación del plan”.

González también ha cuestionado las modificaciones introducidas por Democracia Ourensana, con especial hincapié en si el Ayuntamiento le explicará a los vecinos “el pago millonario que tendrá que asumir las arcas municipales” por la reducción de edificabilidad en el proyecto junto al Miño.


- Te recomendamos -