Inicio ourense Los ganaderos se congregan en Manzaneda para proteger una granja que se...

Los ganaderos se congregan en Manzaneda para proteger una granja que se ve obligada a sacrificar a todas sus vacas

El SLG pide que se vuelvan a hacer pruebas a 40 vacas, mientras la Xunta defiende la obligación del sacrificio por motivos de salud pública

OURENSE, 15 (EUROPA PRESS)

Ganaderos, convocados por el Sindicato Labrego Galego, se han concentrado este viernes en la aldea de Palleirós, en el municipio ourensano de Manzaneda, en defensa de una granja que deberá sacrificar a sus vacas por tuberculosis bovina y para pedir apoyo a la Xunta de Galicia.

Según denuncia el Sindicato Labrego, después de que algunos ejemplares diesen positivo en tuberculosis en la explotación, la Consellería de Medio Rural prevé sacrificar a otras 40 vacas que “hasta el momento siempre dieron negativo en los controles de tuberculosis”.

El SLG informa de que unos 200 ganaderos y vecinos han impedido a los servicios de veterinaria de la Xunta llevar a cabo las tareas necesarias para el sacrificio, que han quedado pospuestas hasta el próximo martes.

Solicita que se vuelvan a hacer las pruebas y, en caso de que se confirmen que están sanas, estas vacas no sean sacrificadas. Avisa de que matar a estos animales sanos “contradice la ley estatal de bienestar animal”, por lo que el SLG elevará esta situación a las instituciones europeas. También pide una reunión urgente con Medio Rural.

Asimismo, reclama que las indemnizaciones por estas medidas de vaciado sanitario de explotaciones permitan la reposición de todos los animales a precios de mercado y se cubra el lucro cesante.

Leer más:   El director argentino Pablo Trapero recibirá la Calpurnia de Honra Internacional del Festival de Ourense

Paralelamente, el Sindicato Labrego Galego requiere que sea revisada la catalogación de la prevalencia cero de tuberculosis bovina en Galicia, ya que asegura que “están apareciendo positivos en diferentes granjas y los estudios científicos indican que está presente en los reservorios silvestres de las poblaciones de jabalí y corzo, entre otros”.

Además, demanda que el control epidemiológico de la Xunta se realice apoyándose en las campañas de saneamiento “de eficacia demostrada a lo largo de estos años” en lugar de “medidas efectistas como matar a todos los animales de una granja cuando aparece un positivo”.

LA XUNTA DEFIENDE EL SACRIFICIO OBLIGATORIO

Al respecto, la Consellería de Medio Rural traslada a Europa Press que “el sacrificio obligatorio” de los animales de la explotación afectada se determina “tras la confirmación laboratorial de la existencia de tuberculosis bovina en ella, con lo que se busca atajar el foco de la enfermedad para así poder dar una viabilidad futura a la explotación afectada y proteger a las restantes explotaciones libres de Galicia”.

Incide en que en la parroquia de esta granja hay “antecedentes”, pues hace años hubo positividad de tuberculosis confirmadas en ganado bovino, ovino y caprino, “por lo que ya era considerada como una zona de riesgo de esta enfermedad”.

Asimismo, hace una llamada a “la responsabilidad y el rigor”, pues se debe “permitir que los servicios públicos de animal realicen su trabajo en el marco de una cuestión de salud pública”, por lo que considera “fuera de lugar hacer cualquier tipo de demagogia con ella”, “algo que puede provocar confusión y alarma entre la población”.

Leer más:   El amor llamará tu puerta el 1 de abril

Recuerda que está regulado por el programa nacional de erradicación de esta enfermedad y por la normativa de referencia. “Este programa está aprobado por la Unión Europea y es de obligado cumplimiento”, deja claro.

“Parece que al cuestionar el procedimiento establecido en la legislación se quiere poner en entredicho por parte de una organización profesional agraria lo actual estatus sanitario de la cabaña ganadera gallega, que es un referente internacional. Parece, además, que se duda del trabajo y de la profesionalidad de los servicios veterinarios oficiales, integrados por personal altamente especializado. Ambas cosas serían una clara demostración de irresponsabilidad por parte de una entidad que debería estar a un lado del sector y de la sanidad pública”, recrimina el Gobierno gallego al SLG.

Junto a esto, el Gobierno gallego hace hincapié en el derecho a indemnización del titular de la granja afectada, conforme al baremo establecido por el Ministerio de Agricultura, a lo que se unen dos líneas con fondos propios de Galicia.

Por otra parte, “los ganaderos también perciben el valor de la carne de los animales sacrificados en el matadero, así como los importes de los seguros agrarios suscritos que también están subvencionados por el MAPA y que incluyen la línea de las pérdidas ocasionadas por la campaña de saneamiento”. En el caso gallego, la última orden de fomento de los seguros agrarios se publicó en enero, con un presupuesto de 8,5 millones de euros.

Leer más:   El individuo responsable de conducir un camión transportando pollos, el cual se volcó en la A-52 en Barbadás, ha sido puesto en libertad, lo que ha resultado en el cierre temporal de la carretera.

GALICIA, ZONA LIBRE DE TUBERCULOSIS

En el año 2021, la Comisión Europea declaró a Galicia como zona oficialmente libre de tuberculosis bovina para la totalidad de su territorio al cumplir los requisitos establecidos por la normativa europea.

Esta categoría como indemne en tuberculosis bovina le otorga a Galicia una posición privilegiada en el sector de la leche y de la carne de cara a la comercialización de ejemplares para recría, así como para la exportación de animales y productos derivados.

Este estatuto de región oficialmente indemne significa que la prevalencia de esta enfermedad es inferior al 0,1%-. Una cuestión que requiere “la aplicación constante de los requisitos generales de vigilancia para la detección de la infección, para continuar protegiendo la salud pública y la sanidad animal del resto de los rebaños de Galicia”.

La Xunta valora que Galicia fue “la comunidad pionera en el uso de estudios individualizados de riesgo, uso de un porcentaje elevado de pruebas de alta especificidad y de medidas flexibles a la inmovilización de explotaciones”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEscápate a Luxor, Hegra y Agros, las gemas antiguas del turismo esta Semana Santa
Artículo siguienteVerín ha remunicipalizado definitivamente el servicio de agua tras el pago de 875.000 euros a la concesionaria