Inicio ourense Según el político del BNG, Pontón, Baltar está tratando de obstaculizar la...

Según el político del BNG, Pontón, Baltar está tratando de obstaculizar la justicia, y ha cuestionado la capacidad de Rueda para hacer frente a él y ejercer una suficiente autoridad

OURENSE, 11 (EUROPA PRESS)

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha recriminado al presidente de la Xunta y del PP gallego, Alfonso Rueda, que no tenga “autoridad” ante el “intento de obstrucción a la justicia” del presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, que no ha acudido por segunda vez a la citación judicial por haber sido “cachado” a 215 km/h en la A-52.

“Todo lo que está rodeando a Baltar es un esperpento. Hay un intento de obstrucción a la Justicia y el señor Rueda se lo permite”, ha denunciado Pontón, quien ha visto que se trata de “un presidente que no tiene autoridad en el partido” y que “parece que manda más” es Baltar.

Pontón ha señalado que se necesita “una regeneración democrática” ante un presidente del PP que “no es capaz de poner orden en su partido”. Así, y sumado a lo que ocurre en la capital de la provincia –con los audios que afectan al alcalde, Gonzalo Pérez Jácome–, Pontón ha hecho votos por una “regeneración” en la que el BNG “es la alternativa frente al esperpento”.

Para la líder nacionalista es “inadmisible” y el líder del PP gallego debería “pedir la dimisión” de Baltar, pero ha deducido que “los que tienen que colocarlo fuera son los vecinos con su voto” el próximo 28 de mayo.

Ante la previsión de que el presidente del PP gallego acuda este mismo jueves a un acto a Pereiro de Aguiar con el propio Manuel Baltar, Ana Pontón ha concluido que “quien manda, manda, y quien obedece, obedece”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa jueza encargada del caso de Baltar ha optado por no aplicar sanciones en este momento, tras la segunda suspensión del juicio causada por el político del Partido Popular
Artículo siguienteUn hombre ourensano que abusó de sus dos sobrinos menores ha tenido su condena reducida en siete años por el Supremo